Entorno del Retail

Como atraer clientes a tu negocio. El aspecto exterior.

Artículo de Fran Carreira

Una de las cuestiones fundamentales a la hora de establecer un negocio de cara al público es que éste sea atractivo a los potenciales clientes. Si un local no invita a entrar, es un muy mal comienzo. En este artículo trataré de dar algunas claves, imprescindibles para lograr que nuestro futuro negocio empiece con buen pie.

Al igual que en las relaciones entre personas, la primera impresión suele producirse a través de la vista, y esa primera impresión, aunque a veces nos lleve a engaño, es la que posibilita un primer contacto, lo primero que vemos de un negocio es su aspecto exterior.

Puedes entar en un restaurante que no te resulte atractivo, pero seguramente será porque alguien te lo ha recomendado, y encontrarte con que la comida es genial y el precio inmejorable; de la misma forma, puedes entrar en un restaurante muy atractivo y que la comida, el precio, o la atención, no estén a la altura, pero ya habrás entrado, aunque no lo vuelvas a hacer.

Las recomendaciones que voy a dar en este artículo inciden sobre todo en causar esa primera buena impresión que atrae al nuevo cliente, conseguir fidelizarlo ya es un tema aparte.

Para quien aún no conoce nuestro negocio, el aspecto exterior hará que se anime a entrar o directamente pase de largo. Vamos con esos factores que no siempre se tratan como deberían.

El cartel

Ha de ser legible a cierta distancia, ciertos tipos de iluminación pueden dificultar la lectura clara del nombre; ojo con los reflejos del sol durante el día y con los efectos de las sombras por la noche, la iluminación de la calle puede arruinar nuestro precioso cartel si está mal ubicado.

El nombre del negocio

Debe quedar claro si vamos a entrar en un pub o en una asesoría, se pueden usar los mismos tipos de letra y los mismos materiales para uno que para otro, pero no es buena idea jugar a la confusión. Si el nombre puede resultar ambiguo no está de más un subtítulo. dejando aparte que la elección del nombre también tiene su importancia.
Por ejemplo si nuestro negocio se llama Smith & Wesson, puede ser tanto un bufete de abogados, una galería de tiro, o ser la sede de la marca de armas.

El escaparate

Tipos de escaparate hay tantos como gustos y necesidades, con lo que sólo puedo recomendar aquello que se debe evitar.
Un escaparate lleno de objetos no permite fijar la atención en nada concreto, da imagen de desorden y confusión, un par de objetos en medio de un escaparate ayudan a centrar la atención, no es necesario que tengamos expuesto al exterior todo nuestro catálogo.
Si el escaparate permite ver el interior del local debemos tener cuidado en el equilibrio entre la privacidad y la transparencia; puede resultar sugerente que desde fuera se vea gente trabajando en una oficina, pero por la propia seguridad mejor que no sea visible la información que se está manejando; es mala idea poner una pantalla de ordenador visible desde la calle (por ejemplo).

La accesibilidad

No se trata tan sólo de que a nuestro establecimiento puedan entrar personas con algún problema de movilidad, para eso hay unas normas de obligado cumplimiento que rigen para locales abiertos al público; hay que tener en cuenta que pueden necesitar salir cargadas con bolsas.

En siguientes entradas haré referencia a aspectos del interior, la segunda impresión. Pero antes una última recomendación, hay determinados profesionales, arquitectos, diseñadores, escaparatistas, que aunque suponen un coste, pueden marcar la diferencia entre un local atractivo y uno anodino, o incluso desagradable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.