Entorno del Retail

El móvil monedero aterrizará sin piedad

Los teléfonos móviles han decidido ocupar todos los ámbitos de nuestra vida con sus apps. Nos sirven de GPS, nos recomiendan recetas culinarias e, incluso, nos introducen a la astronomía reconociendo las estrellas. Nuestra respuesta es clara, muchos les damos ya la prioridad del mejor amigo. Una tendencia que, parece, va a ser imprescindible para los retailers en menos tiempo del esperado.

Hace un año vimos como Google lanzaba la primera versión de Google Wallet, una app para el móvil con la que se pueden realizar pagos.

Las ventajas están claras: más comodidad, más rapidez y más seguridad. Y parece que, en los próximos años, va a ser una tendencia en auge.

Un estudio reciente de la consultora Juniper Research acaba de publicar datos asombrosos. El número de transacciones mundiales (ya sean compras o ticketing) de este tipo se van a cuadruplicar llegando a los 23 billones en 2016.

La meta final es, sin duda, reducir el bolso (o el bolsillo) sólo al móvil. Pero por el momento, nuestro mejor amigo puede hacernos, también, de monedero. La información llega directamente a la tarjeta SIM donde están también almacenados los datos de las tarjetas de crédito e, incluso, el DNI, por lo que se puede pagar en todas las tiendas. Aquí aparece el primer interrogante, ¿desaparecerán con el tiempo el dinero y las tarjetas de crédito?

La implementación está siendo lenta ya que supone un gran reto no sólo para los productores de teléfono sino también para las tiendas que cobren según este sistema. Éstas deberán cambiar las terminales y lectores de tarjetas por el nuevo sistema lo que, obviamente, supondrá un coste del cual tendrán que hacerse responsables. ¿Supondrá también un reto para el Retail Intelligence®?

De todas maneras no hay duda que, en cualquier momento, seremos testigos de este cambio propio de una película de ciencia ficción. Algunas empresas y sectores ya están adelantándose y ofrecen estos primeros servicios a través del móvil.

Ya durante la Mobile Shopping Sitges de 2010 se lanzó el primer proyecto europeo realizado en un escenario real y tuvo resultados destacables: se incrementaron en un 30% las operaciones y en un 23% las compras medias hechas por cada usuario. Lo que nos lleva a hacernos una segunda pregunta, ¿se aumentará el consumo una vez está herramienta se masifique?

Tantos los retailers como los usuarios vamos a tener que estar atentos porque desde el 2010 se viene avisando que, entre 3 y 5 años, se habrá implementado en España de forma masiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.