Entorno del Retail

El retrato del nuevo consumidor

Se nos han acelerado las prisas, se ha multiplicado lo urgente y la tecnología parece que seguirá yendo, siempre, un paso por delante. Y, de repente, la crisis hace que nos replanteemos tanta velocidad, algunos valores y ciertas prioridades. ¿Necesitamos parar y volver a lo tradicional?

Se dice a menudo que las crisis son, simplemente, impulsadores de cambios, cuya adaptación resulta imprescindible para sobrevivir. Y, seguramente, todos estaremos de acuerdo que la actual nos está modificando a casi todos. Queremos seguir con nuestra vida, queremos seguir consumiendo y acercándonos a lo que la tecnología tenga para ofrecernos pero, ¿queremos seguir haciéndolo de la misma manera?

Los retailers y productores deben adelantarse y prever los cambios que, más allá de afectar al sistema económico y financiero, están cambiando la vida de cada uno de nosotros. La recesión económica y la conciencia social cambian y cambiarán algunos hábitos e inspirarán, seguro, a las nuevas generaciones. Se trata de volver a buscar la esencia de la gente.

Nutrideas, inspiración para el crecimiento de las marcas en 2012 ha presentado el nuevo perfil del consumidor: “más racional, con cierta conciencia ecológica, hiperconectado y seguidor al mismo tiempo de múltiples pantallas (TV, PC, móvil, tableta) es el perfil del nuevo consumidor, al que tendrán que saber cómo acercarse las marcas para crecer y resistir en el entorno socioeconómico actual.” ¡Y no sólo las marcas! Los retailers también van a tener que adaptar los puntos de venta a las nuevas tendencias para conseguir que el consumidor no los considere obsoletos. ¿Será el Retail Intelligence®una nueva herramienta para tal reto?

En este texto de Puro Marketing se proponen ideas para adaptarnos al nuevo consumidor.

Fuente: Puro Marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.