Entorno del Retail

¿Afectan los colores en la decisión de compra?

Cada uno de nosotros aprendemos según diferentes estilos. Hay personas cuyo sentido predominante es el auditivo y aprenden más fácilmente por medio del oído; personas visuales que relacionan el aprendizaje con las imágenes; o personas kinestésicas cuyo sentido predominante es el tacto, y aprenden a través de las sensaciones. Y aún así, el 93% de los consumidores consideran la apariencia visual y el color, como los factores más determinantes a la hora de comprar. Y, de hecho, un 85% de los compradores aseguran que el color es la razón primordial por la que compran un producto, muy por delante del sonido, el olor o la textura.

Además, parece que los colores aumentan en un 80% el reconocimiento de una marca.

Sin duda, son factores que los retailers deben tener en cuenta a la hora de lanzar un producto. Kissmetrics ha lanzado datos que revelan cómo afectan los colores a los consumidores a la hora de decidir qué comprar. Marketing Directo nos lo explica:

Hay que tener en cuenta que el color puede ayudar a identificar una marca. De hecho, el color aumenta este reconocimiento de la marca en un 80%, algo que se relaciona directamente con la confianza de los clientes hacia la marca.

A la hora de diseñar un producto, también es esencial tener en cuenta el color que se va a utilizar y qué apelaciones puede tener para el consumidor. Aunque según el país y la cultura unos colores pueden resultar más atractivos que otros, éstos son los significados que se suelen relacionar con los distintos colores:

Amarillo: optimismo y juventud. Se utiliza a menudo para llamar la atención en los escaparates.
Rojo: energía. Aumenta la frecuencia cardiaca. Se utiliza en las ventas de liquidación.
Azul: da sensación de confianza y seguridad. Se ve a menudo en bancos o empresas.
Verde: es el color que los ojos procesan con más facilidad y se asocia con la salud. Se utiliza para dar sensación de relax en las tiendas.
Naranja: es un color agresivo que se utiliza para llamar la atención.
Rosa: romántico y femenino. Se utiliza para productos dirigidos a mujeres y niñas.
Negro: color fuerte y elegante que se utiliza habitualmente para productos de lujo.
Morado: da una sensación de tranquilidad y calma. Se utiliza mucho en productos de belleza y anti-edad.

Es importante también tener en cuenta que cada color puede atraer a un tipo de consumidor específico y también cambiar el comportamiento a la hora de hacer compras. El rojo anaranjado, negro y el azul llaman más la atención de los compradores impulsivos; además funcionan mejor en escenarios como restaurantes de comida rápida, centros comerciales y ofertas de liquidación. El azul marino y el verde azulado atraen más a los compradores con un presupuesto establecido y en lugares como bancos o grandes almacenes. Finalmente, los colores que mejor funcionan en las tiendas de ropa son el rosa, el azul cielo y el rosado, que atraen sobretodo a los compradores tradicionales.

Kissmetrics lo presenta así:

¿Teenen los colores suficientemente en cuenta los productores y retailers? Vender es el arte de la persuasión y para ello es necesario conocer los diferentes factores que influyen en cómo y qué compran los consumidores.

Fuente: Marketing Directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.