Entorno del Retail

La hora de la ética en el mundo de la moda

El mundo no sólo se está volviendo más verde, lo cual es comprensible debido a que no se trata una opción completamente altruista. A cambio de esta tendencia las empresas pueden verse beneficiadas por un ahorro energético. Pero también parece que ha llegado la hora de la ética, al menos, al mundo de la moda.

El textil ha sido, a menudo, criticado por producir en países en vías de desarrollo, o donde no se respetan las condiciones laborales, o por ser una de las industrias más contaminantes. Muchas empresas se han llevado la producción allí donde eran más baratos los salarios. Además, cada año se producen en el mundo 9 millones de toneladas de prendas. Sólo para producir 1 camiseta, se necesitan 4.000 litros de agua. Esto sumado al consumo intensivo de materias primas (el algodón es el 47% de las fibras empleadas en la fabricación), el uso pesticidas, tintes, blanqueantes y técnicas de impresión y acabado de los tejidos que requieren grandes cantidades de agua y energía, y conllevan el vertido de sustancias tóxicas, contaminando.

Por ello y debido a las presiones recibidas, la industria textil y de la moda contará con un código de conducta propio, con el que el sector se compromete a apoyar el respecto de los derechos humanos y promover el respeto al medio ambiente. Será el primer código de conducta sectorial, impulsado por el Pacto Mundial de Naciones Unidas, en colaboración con Nordic Initiative Clean and Ethical (Nice), una alianza que promueve prácticas responsables en el sector.

Derechos Humanos, medio ambiente, estándares laborales y anticorrupción. Este es el compromiso, y lo firman empresas como Inditex, Mango, Cortefiel, H&M o Gucci.

No parece ser un capricho, sino un cambio relevante en el mundo, que los retailers van a tener que estudiar con cuidado. ¿Es esta la nueva tendencia mundial? ¿Están tomando conciencia también los consumidores? ¿Debemos unirnos a la moda para no quedarnos desfasados? Posiblemente se trate de un valor añadido que todos vamos a tomar en consideración, a la hora de producir y de distribuir. La buena noticia es que llega al abrigo de las buenas intenciones.

Leer más

Fuente: AECOC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.