Entorno del Retail

El Gran Hermano del retail

La desaceleración del consumo que ha traído la crisis financiera hace que sea más importante que nunca jugar sobre seguro y sobre bases honestas para no repetir los errores. Calcular a ojo o seguir la intuición puede llevar a un buen impulso, pero las nuevas tecnologías nos traen herramientas que añaden algo de claridad a las dudas que se les aparecen a todos los retailers.

Por ello, T-Cuento, ha llevado su actividad en el interior de las tiendas al exterior. Exactamente, a las calles comerciales españolas, y lo ha hecho a través del TC-Street.

En lugar de pasarse horas en la calle con un pulsador en la mano para contar cuántos peatones pasan por delante, el TC-Street los caza con rayos infrarrojos. Esta noticia televisiva explica su funcionamiento:

201208 TC-Street TVMurcia from Abantia T-Cuento on Vimeo.

La cuestión es conocer el valor real de una tienda por su verdadero atractivo comercial y no sólo por sus metros cuadrados o la zona en la que está ubicado cuya calidad determinana las inmobiliarias. “Nuestro resto es poder incorporar el precio por cada persona que pasa por delante del establecimiento” asegura Álvaro Angulo, fundador de T-Cuento.

Este conteo a través de TC-Street, podría desmitificar muchas zonas e, incluso, ciudades que a día de hoy se encuentran entre las más valoradas comercialmente (las que las inmobiliarias consideran zona prime).

De momento, T-Cuento ha instalado sensores en unos 300 tramos de calle de unas 70 ciudades españolas y prevé continuar implementando más tramos para seguir cazando clientes potenciales.

Así, gracias al Gran Hermano del retail, un empresario podrá valorar cuánto pagar por un nuevo establecimiento, o plantearse qué falla en su negocio ya abierto: por qué la gente no entra o no compra.

Leer Un “gran hermano” para poner precio a los locales comerciales de El País.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.