Entorno del Retail

Diez tendencias que transforman el negocio del retail

Llevamos meses hablando, uno a uno, de todos aquellos cambios y retos que se están introduciendo en el mundo del retail a través de los cambios económicos, las nuevas tecnologías y la globalización. La innovación está transformando el sector y ayer mismo modaes.es publicaba lo que han llamado las Diez tendencias que transforman el negocio del retail que a continuación resumimos:

– Consumidores fuertes y exigentes: con el actual acceso a información sobre producto, comparativa de precios y opiniones de otros clientes sobre el mismo, los consumidores pueden tomar decisiones informadas así como compartir ampliamente sus quejas.

– Conectividad ubicua: la disponibilidad de conectarse a la Red en el trabajo, en casa o incluso por la calle convierte a los consumidores en clientes a tiempo completo. Las ventas pueden dispararse por el creciente número de smartphones en el mercado, que se multiplicarán hasta finales de la década.

– Mercado local, sostenibilidad creciente: los compradores quieren consumir de forma responsable y sostenible y hacerlo en establecimientos locales.

– Aumento de datos de los consumidores: puntos de venta, redes sociales, páginas web corporativas y URL de seguimiento generan una gran cantidad de datos de los consumidores. No obstante, sólo unos pocos retailers son capaces de explotar todo el valor potencial de esa información.

– Nueva era del márketing: con más datos de los consumidores, sus actividades online y sus patrones de compra, los retailers deben ser capaces de crear más campañas de márketing personalizadas. Además, el consumidor es cada vez menos tolerante a acciones de márketing erróneas.

– Retailing científico: aplicando algoritmos inteligentes y estudiados análisis al gran volumen de datos que reciben de múltiples fuentes, las compañías pueden optimizar cualquier aspecto de su negocio, incluyendo, entre otros, precios, espacio en el almacén, abastecimiento o personal.

– Maduración de las tecnologías de retail: un gran abanico de tecnologías está permitiendo a las compañías racionalizar las funciones del almacén e incrementar su eficiencia, ayudando a compensar el aumento de los costes laborales.

– Límites difusos entre canales, formatos y marcas: más que pensar en canales, los consumidores simplemente son oportunistas. Si tienen la necesidad y pueden cumplirla fácil y convenientemente lo harán. No se plantearán porque en un Starbucks hay libros o porque en una farmacia venden comida.

– Economía de tienda: el auge del comercio online ha hecho descender el tráfico en tienda, forzando a los retailers a replantearse el coste del inmueble en el que se encuentra su punto de venta. ¿Qué valor tendrá una tienda física en el futuro y para qué servirá?

Leer artículo completo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.