Entorno del Retail

Días festivos: ¿afectan a nuestra economía?

Portugal, una de las economías más golpeadas de Europa, acaba de recortar cuatro de sus 14 días festivos: el Día de Todos los Santos, el Corpus Christi, el día de la República portuguesa y el día de la independencia de España. ¿Qué suponen para el retail? ¿Y para los ciudadanos?

Algunos analistas sostienen que son un peso para la economía y para otros una recompensa para los trabajadores.

Según el gobierno portugués la medida busca estimular la economía y mejorar la competitividad. Otros países que están pasando por procesos de ajuste económico como España, se plantean medidas similares. ¿Resultan realmente determinantes para la economía como para recortarlos?

“No hay otra opción. La otra sería pedirle a la gente que reduzca su salario o que aumente sus horas de trabajo. El problema con el euro es que si Portugal y otros países con déficit tuviesen su propia moneda harían una devaluación interna para abaratar los costos, pero ya no la tienen. Se corta por donde menos duele”, explica Juan José Dolado, profesor de economía de la Universidad Carlos III de Madrid.

Los analistas señalan que no está claro si eliminar festivos se traduce en un aumento de la productividad de un país: mientras EE.UU. y China tienen pocos días festivos, 10 en ambos casos, los países nórdicos tienen un promedio de 14 días feriados. “No está claro cómo afectan los festivos al PIB. De un lado, puede afectar al sector empresarial pero, por ejemplo, el sector turismo se ve muy beneficiado. Con lo cual es un movimiento a favor del PIB”, detalla el economista Florentino Felgueroso, de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada. “No hay una fórmula que afirme que por tener menos días festivos produces más. De hecho, un día festivo es visto por muchos trabajadores como una recompensa que le puede subir la moral y aumentar su productividad”, añade el economista.

Hace poco, no obstante, los suizos rechazaron en un referéndum la posibilidad de tener más días libres. El argumento de los opositores era el peso para la economía suiza (unos US$ 8.490 millones al año) y los efectos nocivos que tendría para las pequeñas y medianas empresas (pymes) que sus trabajadores tuvieran más días libres. Los promotores, por su parte, señalaron que “ganó el miedo reinante por la crisis”.

En España, el gobierno quiere cerrar, antes de acabar el año, la reforma del calendario para reducir días festivos y aumentar la productividad. Y es que, durante los llamados macropuentes o acueductos, cuando coinciden dos festivos en la misma semana o el feriado es un jueves o un martes, se dice que la actividad económica del país cae sustancialmente. Por lo que se quieren seguir los pasos de Portugal. A día de hoy, España está entre los países que más festivos celebran.

¿Cómo afectan al retail tales días festivos? ¿Podría este sector compensar tantos días festivos con la liberalización de horarios que permitiera tener los negocios abiertos? Ante un momento de crisis profunda como la que tenemos, quizá se tenga que escoger entre días de descanso o días de producción pero, ¿cómo saber si realmente los días festivos afectan?

Fuente: BBC Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.