Entorno del Retail

Creatividad para una Navidad Low Cost

Las luces de colores ya empiezan a llenar las calles, preparándonos para la llegada de la Navidad. El frío, las vacaciones, los regalos y tanta ilusión, se resumen con simpleza en un solo concepto: el consumo. Y en este momento de crisis, ya prolongada durante tantos años, parece que la palabra conlleve demasiados esfuerzos, adaptaciones, sufrimientos y, como, no, recortes.

De momento parece que los presupuestos para estas fiestas bajarán como mínimo un 4% y los pequeños empresarios ya se han puesto las pilas para bajar precios y ajustar márgenes. Y es que desde que empezó la crisis en 2008, el gasto de las familias se ha reducido entre un 20 y un 25%. Incluso los más pequeños tendrán que concretar y seleccionar con delicadeza sus juguetes favoritos: este sector verá disminuido el gasto en un 10%.

Aunque el ahorro se relaje en estas fechas, se seguirá manteniendo y, además este año, se sumará el esfuerzo añadido a la subida del IVA.

Normalmente las ventas de navidad suponen alrededor de un 20 % de las ventas anuales de los negocios. Y no sólo eso, sino que además soportan contrataciones temporales que este año parece que también disminuirán si es que no se quedan en nada. Poco consumo y más paro. No parece, precisamente un buen pilar para el espíritu navideño. Alejandro Goñi, el presidente de la patronal Pimec Comerç, pronostica que “se acercan las fiestas más tristes respecto al consumo”.

Por ello, deben buscarse fórmulas que incentiven el consumo entre aquellos que se lo pueden permitir pera se retraen.

Deloitte señala que los consumidores consideran más prescindible el entretenimiento y ocio, seguido de los gastos en telecomunicaciones. Por otro lado, no quieren renunciar a los gastos asociados con la salud, la educación, la alimentación, la luz y el gas. Por ello, las familias reducirán un 6’7% su presupuesto destinado a ocio (salidas a cenar y fiesta) mientras que el recorre en regalos será menor (cerca de un 4%).

Aún y el gris panorama, Juan José Roque, socio de Deloitte, explica que “se ha detectado menos pesimismo que el año pasado” y que prima el pragmatismo en la compra.

El 90 por ciento de los espanyoles afirma que:

* Comprará regalos útiles.

* Comprarà regalos a menos gente.

* El 80% serán de marca blanca.

* Se adquirirán un 75% menos de regalos caros.

Y es que la mayoría se decanta por regalos útiles, que estén de oferta o sean de segunda mano, o prefieren que le regalen dinero en efectivo. Es, sin duda, el momento de lanzar ofertas y de volver al mercado de segunda mano.

Aún estamos a tiempo para pensar y buscar regalos creativos que ofrezcan una utilidad y sean baratos. La creatividad, una vez más puede ser la clave para resolver el entramado de una Navidad en crisis.

¿Cuántos peatones/clientes potenciales contará el TC-Street estas navidades bajo las calles iluminadas y el trasiego de las fiestas?

Fuente: L’econòmic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.