Entrevistas

Entrevista con David Sánchez, Director General de Dormity

Dormity es una empresa con mucha experiencia en productos de descanso. Cuentan con asesores, médicos y fisioterapeutas para responder las dudas que sus clientes puedan tener sobre colchones. Y es que pasamos 1/3 de nuestra vida durmiendo, por lo que la elección de un colchón tiene mucha importancia. Su Director General, David Sánchez, nos cuenta cómo sobreviven a la crisis y cómo se les presenta esta Navidad Low Cost.

Ya llevamos 5 años de crisis y dicen que esta será una Navidad Low Cost. ¿Se percibe así también desde Dormity?

Hemos detectado que la compra ahora es más reflexiva, no obstante nuestro esfuerzo consiste en transmitir a nuestros clientes que la salud no tiene precio y que un sistema de descanso tiene un precio muy razonable. Afortunadamente estamos notando la campaña previa a las fiestas en la cual la gente está respondiendo muy bien a los productos que hemos creado para la misma, con una calidad-precio muy ajustada.

¿Qué previsiones de venta tienen para estas Navidades?

Esperamos repetir las cifras del año pasado por superficie comparable y esperamos tener un importante crecimiento en facturación del +20-25%, gracias a los 5 nuevos puntos de venta.

Parece que los consumidores ante la crisis optan por los regalos prácticos y útiles, ¿cómo afecta este nuevo hábito a vuestra empresa?

La parte positiva de esta época es que todos estamos tomando consciencia de la importancia de gestionar bien nuestra economía, por ello las compras ahora son mucho más meditadas. Nuestro producto es un bien necesario, por lo tanto, junto con alimentación y moda, diríamos que es un sector que está aguantando esta etapa razonablemente.

¿Cree que es un hábito que ha llegado para quedarse un tiempo?

Sí, desde luego todos vamos a aprender a nivel general de la importancia de un consumo razonable, pero en el fondo esto es positivo para una sociedad sostenible.

Parece que el comercio electrónico está creciendo mucho. ¿Cómo les está funcionando la compra on-line a través de su web?

Es una apuesta estratégica de nuestra empresa y vamos notando que la población se habitúa a comprar por medio del comercio electrónico. En nuestro caso ya empieza a ser una parte razonable de nuestra facturación y sobretodo es una herramienta muy válida para transmitir nuestros valores de empresa a la sociedad.

¿Cómo ve el futuro de este tipo de comercio?

Si observamos tendencias de sectores más consolidados (alimentación, viajes), seguirá incrementando su importancia y facturación exponencialmente año tras año.

En Dormity apuestan por un asesoramiento profesional, el cuidado de sus clientes y la compra sin prisa, ¿pasa el nuevo perfil de consumidor por este trato casi personalizado y una compra menos impulsiva?

Para Dormity nuestro valor más importante son nuestros clientes y los tratamos de la forma más profesional, orientando todos los departamentos de la empresa a satisfacer sus necesidades. Esta es una de las razones por las cuales estamos teniendo tanta aceptación en el mercado. Nuestra principal obsesión es el desarrollo de producto orientado a criterios de salud para los distintos tipos de personas, y un equipo de prescriptores en tienda que reciben formación continua para saber detectar las diferentes necesidades de cada uno de nuestros clientes.

¿Cuál sería su deseo para esta Navidad?

A nivel personal lo más importante es salud para todos y, por lo demás, seguir con la misma ilusión y pasión por desarrollar los diferentes proyectos, tanto para mí como para los que me rodean. Sólo con esta actitud y entre todos, podremos contribuir a una rápida recuperación que contagiará de positivismo toda la sociedad.

Dormity es una empresa de COMERTIA, la Asociación Catalana de la Empresa Familiar del Comercio,de la que T-Cuento forma parte como socio colaborador desde el 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.