Entorno del Retail

Renovarse o morir: ¿qué ofrecer ahora?

Hace dos años que Barcelona lanzó el Barcelona Opportunity Week (BCNOW), una iniciativa a través de la cual se ofrecían descuentos en hoteles, restaurantes, teatros, museos y mercados durante una semana. Incluso antes de hacerse un lugar, ya se ha liquidado. Ayer mismo se anunció que este año, en lugar de la BCNOW prevista para esta misma semana de enero, se está elaborando una nueva propuesta que se celebrará en primavera y con la que se pretende huir de los descuentos.

El motivo de la anulación puede hacernos reflexionar ampliamente. En este caso Turisme de Barcelona, el organizador, considera que las campañas de promociones y descuentos ya están vigentes en la ciudad durante todo el año a través de las numerosas páginas de internet (LetsBonus, Groupon, Atrapalo…) por lo que la iniciativa, un modelo copiado de otras ciudades, no tiene sentido.

¿Están realmente los descuentos tomando nuestro día a día? ¿Qué supone este hecho? Podría ser el causante de que las rebajas del 2013 no hayn empezado como se esperaba y no hayn servido para aliviar el sector del retail?

Como comentamos en el reportaje Las rebajas de la crisis, los retailers necesitan ir más allá, probar la liberalización de horarios y fechas, empezar las rebajas sin fecha oficial y cuando sienta necesario, exprimir los descuentos hasta límites insospechados… e incluso así “el problema fue que las rebajas no aliviaron al sector. De repente, en este 2013, las rebajas no se presentaban como una alegría sino como una prolongación pesimista de lo acaecido hasta el momento: stock sin vender, descuentos al límite y pérdida de patrimonio, son algunas de las consecuencias que han sufrido los comerciantes.”

Y la peor noticia es saber que los más afectados son los pequeños comercios, que son, precisamente, aquellos que deberían contar con más apoyo.

De hecho, muy útil en este aspecto, TV3 acaba de anunciar que estrenará un programa llamado “Lletra Petita” con el cual quiere informar sobre el impacto económico y ecológico de las compras que llevamos a cabo a diario. Ahora que la crisis ha obligado a muchos a prescindir de ciertas cosas, el programa quiere mostra lo trascendentales que son las pequeñas decisiones de consumo que afectan al planeta y al bolsillo.

Y por otro lado, quizá deberíamos plantearnos cómo afectan estos descuentos a nuestra percepción de valor de aquello que consumimos. ¿Está bien desvalorizar? ¿Se trata simplemente de que el comerciante reciba menos beneficio o está agotando sus márgenes hasta límites insospechados para pasar la crisis, aguantar y vovler a subir precios para sobrevivir? ¿Sirven estas promociones para los oportunistas que van de descuento en descuento o realmente fidelizan clientes futuros?

Las dudas son muchas, la situación difícil, y la creatividad el único arma para crear iniciativas y estrategias que satisfagan a unos y otros.

De momento, la nueva fórmula que pretende substituir la Barcelona Opportunity Week, buscará promocionar la gastronomía, el vino y los productos catalanes, pero en todo caso evitando los descuentos.

¿Qué ofrecer ahora?

Fuente: La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.