Entorno del Retail

La visión de futuro de los gigantes del consumo

Hace semanas que indagamos, nos preguntamos, buscamos qué le espera al futuro del retail. Atentos a la crisis, a las nuevas tecnologías, a las tendencias y a los cambios sin retorno hacemos conjeturas, buscamos respuestas y ponemos la mirada en el camino que nos espera. Estamos, sin duda, en un momento crucial, en uno de esos momentos en los que puede que no haya vuelta atrás. Quizá en un tiempo, acostumbrados ya al nuevo entorno, miremos atrás y nos sorprendamos de lo diferentes que eran antes las cosas.

Más allá de nuestros intentos y apuestas, los profesionales del sector también tienen sus ideas. Ayer mismo el diario Expansión publicaba la visión de futuro de dos gigantes del consumo: UNILEVER y NESTLÉ.

¿Cómo lo ven los gigantes? ¿Cómo les afecta toda esta crisis y era de cambios? ¿Cómo ven ellos el camino futuro?

Por un lado, Nestlé ha intentado sobrevivir sin reducir los precios ni la calidad. ¿Hacer como si nada? Quizás. Defienden una mayor protección de las marcas. “Una formade proteger a las marcas es competir con las mismas armas”, afirman en alusión a la Ley de la Cadena Alimentariapropuesta por el Ministeriode Agricultura, que pretende regular las relaciones entre fabricantes y gran distribución.

El mercado español de alimentación y bebidas está inmerso en una guerra de precios por parte de las enseñas de la distribución que, unida a la crisis económica y a la pérdida deconfianza de los consumidores, ha impulsado a la marca blanca hast aunacuota récord del 43,8% en 2012, frente al29,4%de hace ocho años.La diferencia de precio entre artículos del fabricante y el distribuidor es la más elevada de toda Europa. Para salir de esta situación, creen que el Ejecutivo debería favorecer también un proceso de concentración del sector agroalimentario, que en un 96% estácompuesto de pymes, para crear marcas más fuertes.“Por favor, no nos maten el mercado local, porque la marca de la distribución no exporta”, advierten.

También defienden una mayor protección a la innovación, una reforma del sector bancario para que el crédito llegue a las pequeñas y medianas empresas y una política de transportes que haga del ferrocarril un medio competitivo.

Su estrategia es la siguiente: “No hemos bajado los precios, ni reducido la calidad de los productos. Hemos invertido en mejorar la eficiencia de nuestras fábricas en España y en innovación para lanzar más productos de valor añadido y ganar cuota de mercado”.

Por otro lado, Unilever, cuya filial española se ha visto afectada por la crisis, pide al Gobierno un mayor esfuerzo por estimular la economía e introducir medidas que contribuyan a recuperar el consumo de las familias, ahora en cifras históricamente bajas. Así, se muestran totalmente contrarios a efectuar nuevas subidas de impuestos porque deterioran la capacidad adquisitiva de los españoles. “Los consumidores tendrán que tener o más dinero o más confianza para que la economía despegue,y eso no se va a conseguir con más impuestos.”

Algunas de sus estrategias para adaptarse a la crisis han sido el lanzamiento de productos a un euro o de envases de menor tamaño.

Como sus compañeros de Nestlé, creen en la necesidad de integrar la innovación desde el origen en el modelo de negocio de cualquier empresa, su motor de crecimiento: “La innovación debe ocupar un papel muy relevante para duplicar el tamaño del negocio; pero, al mismo tiempo, hay que ser sostenible y reducir el impacto medioambiental.”

Sin duda, para ambos estamos ante un momento delicado cuya salida visualizan más en la innovación que en los recortes y subidas de impuestos. ¿Cómo se adaptarán los retailers a lo que queda por venir?

Fuente: Expansión.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.