Entorno del Retail

Sant Jordi puede con todo

El día de Sant Jordi conmemora la muerte de este caballero el 23 de abril del año 303.

En Capadoccia—región que cambia de nombre según el lugar donde se explique— había un dragón que atacaba al reino. Muertos de miedo, los habitantes decidieron entregarle cada día dos corderos al dragón para satisfacer su hambre y que no atacase la villa. Pero cuando los animales empezaron a escasear se decidió enviar a una persona —escogida por sorteo— y un cordero. Aquella familia que veía cómo un miembro era devorado por el dragón recibía, a cambio, todo tipo de riquezas como compensación. un día fue la princesa la escogida por sorteo para acompañar al cordero. Sea como fuere, de camino hasta la cueva del dragón, la princesa se encontró al caballero Jorge y éste, matando al dragón clavándole su espada, la rescató. De la sangre que brotó del cuerpo sin vida del monstruo nació una rosa roja que el caballero le entregó a la princesa. Por eso, en Cataluña y en partes de Valencia es costumbre cada 23 de abril que los hombres regalen rosas a las mujeres, como si de un caballero y una princesa se trataran.

Y parece que la magia y las leyendas son infalibles incluso para estos momentos de crisis, lo cual puede lanzarnos algunas pistas sobre qué espera y qué busca el consumidor.

Hasta el viernes todo seguía tan mal como siempre, pero a partir del sábado, todas las librerías se llenaron. De repente, hace sol, la gente sale a la calle, se olvida de la rutina y de correr del trabajo a casa y la nuestra, parece la sociedad más lectora del mundo.

Aunque la crisis del consumo hizo descender un 10% las ventas del año pasado, un porcentaje que seguramente se vea superado este 2013, los libreros aspiran a repetir los 18 millones de euros que facturaron el año pasado.

Las novedades siguen llenando todo los sectores y el de las librerías no es uan excepción. Por primera vez este año han utilizado la herramienta LIBRIDATA la cual hace una reivisión de las ventas reales en 174 comercios para destacar los libros más vendidos durante los días previos. Así, estos mismos libros serán los que más se destacarán el día de Sant Jordi. Nadie quiere perder la oportunidad de vender ante la masa de compradores y vendedores típica de un día de Sant Jordi.

No cabe duda, por tanto, que los datos objetivos han pasado a ser de gran importancia en el mundo actual en crisis. Nadie quiere arriesgar más de lo necesario. Así, mientras Libridata observa minuciosamente los libros más exitosos, TC-Street estará en las calles contando el flujo peatonal de éstas y, como consecuencia, calculando ratios de conversión.

Los días mágicos siempre sacan a la gente a la calle que, con su buen humor, olvidan por un rato las dificultades y actúan como si fuera ayer. ¿Será sólo la magia la herramienta capaz de sacarnos del descenso en el consumo?

Fuente: El Periódico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.