Entorno del Retail

Más allá del propio producto

Media Markt no se ha vuelta loca, pese a lo que vayan a decir sus anuncios, y defiende que no pretende convertirse en un “mercadillo chino”, pero el gigante alemán de la distribución, especializado en productos de informática y electrónica de consumo, lanzará el próximo 2 de mayo una campaña inédita en España. Venderá en sus tiendas productos ajenos a su surtido habitual y a precios “rompedores”. Un total de 17 marcas –entre ellas, Piaggio, Fiat, Fisher, Bosh, Finish y Amstel– se han unido a la cadena de tiendas para poner en marcha esta iniciativa que busca animar el consumo en España y reforzar nuestro posicionamiento como marca asociada a los mejores precios.

Las personas que se pasen por una tienda Media Markt entre el 2 y el 8 de mayo podrán comprar un coche, una moto, detergente y suavizante, hasta un cinturón muscular abdominal, un detector de metales, una mamoplastia de aumento o un trasplante capilar. “Queremos poner al alcance de la gente productos y servicios que sin los precios que ofreceremos en esta campaña no podría permitírselos”, dice Schmidt (Media Market), que indica que todos estos artículos se pondrán a la venta con descuentos de entre el 20% y el 50% frente al precio de mercado actual.

“Hemos querido hacer una campaña innovadora, diferente, atrevida, porque pensamos que nuestros clientes no se esperan estas ofertas y esperamos sorprenderles y ayudarles con estas ofertas tan competitivas. Estamos seguros que será un hito en nuestra historia comercial en España, como lo fue en su momento la campaña del Día sin IVA”.

El directivo aclara, no obstante, que por ahora esta campaña es una iniciativa puntual. “Queremos experimentar y no descartamos que se pueda realizar la campaña una vez al año si resulta exitosa”. Schmidt recuerda que la idea de hacerla surgió de otra iniciativa similar que llevaron a cabo en Alemania hace 15 años. “Entonces solo vendimos un coche, un Smart, y nos dio una gran visibilidad”.

Todos los productos, entre los que se encuentran también pastillas para lavavajillas y scooters ligeros eléctricos, podrán adquirirse en cualquiera de las 69 tiendas de Media Markt, además de la tienda online, a excepción del Fiat Panda Lounge y la Scooter Liberty 125 de Piaggio, que se gestionarán en los concesionarios más cercanos al comprador, y las intervenciones de mamoplastia de aumento y trasplante capilar, que se organizarán a través de la consulta del doctor Ra món Vila-Rovira, del Instituto Vila-Rovira de Barcelona, “uno de los cirujanos más reconocidos en este tipo de intervenciones”.

En estos cuatro casos, la oferta es ilimitada ya que se contratan directamente con los concesionarios y con la clínica, tras retirar un bono en las tiendas Media Markt. “Este les permitirá acogerse a la promoción durante la semana que dura”. En el caso de las solicitudes de carácter estético, será el doctor Vila-Rovira quien valorará y tratará cada caso de forma individual “y bajo los criterios y protocolos habituales del centro médico”.

Medio millón de euros en publicidad

Schmidt insiste en que Media Markt siempre ha vendido marcas de prestigio “y en esta iniciativa también hemos buscado la calidad”. La compañía calcula que invertirá en publicidad medio millón de euros en la campaña ¡Nos hemos vuelto locos!, que incluirá otras promociones. “Nos interesa crear imanes para el consumidor; tener siempre algo que le sorprenda”, dice Schmidt, que reconoce que la crisis ha hecho caer un 16% las ventas de productos de informática y electrónica de consumo y que no son ajenos a ello. “Por eso debemos buscar fórmulas que dinamicen el consumo. Y aunque Media Markt no busca cambiar su surtido de productos, algunos nuevos, como los coches eléctricos, pueden encajar en nuestro negocio, donde vendemos todo lo que lleva enchufe. Habrá que estudiarlo bien”.

Fuente: Cinco Días

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.