Entorno del Retail

Medidas para promocionar el comercio

La crisis que atraviesa el comercio se acentúa cada día que pasa. Y el comercio local es el que más se resiente. Por ello, es urgente buscar medidas que pueden calmar esta situación: promocionar el comercio y hacerlo competitivo. Dejar que las pequeñas tiendas puedan alzar la cabeza y enfrentarse a las cadenas y multinacionales.

El comercio es una actividad económica vital para todas las ciudades españolas: es la principal generadora de puestos de trabajo (el 15% del total) y de riqueza (un 15% del total de la ciudad de Barcelona, por ejemplo).

Por ello, el Plan de Impulso y Apoyo al Comercio que se llevará a cabo en la ciudad de Barcelona busca conseguir una oferta competitiva y diversificada, que sea motor económico de la ciudad, un comercio innovador, moderno y sostenible, vertebrador de la ciudad y el territorio, cohesionador e integrador de la sociedad.

El plan recoge todas las políticas municipales dirigidas a los profesionales del mundo del comercio con el objetivo de impulsar el modelo del comercio de la ciudad y ayudar al sector en unos momentos difíciles de crisis económica. Defiende los intereses del comercio, los protege y aborda sus retos desde una visión transversal e integradora y lo hace destacando la importancia del rol social, urbano y territorial del comercio de Barcelona.

Es un comercio de calidad, de proximidad, integrador y cohesionador social-que hace barrio-y al mismo tiempo innovador, moderno y sostenible y con vocación internacional. Este comercio se debe preservar dando un impulso a un modelo asociativo y participativo que sustente económicamente las entidades del mundo del comercio y fomentando una mayor integración entre las actividades del comercio y las actividades sociales que tienen lugar en la ciudad y, especialmente, en los distritos.

El Plan hace una apuesta clara por la innovación y el emprendimiento, un refuerzo al conocimiento y un impulso a la formación y la calidad. Desde una visión integral, el Plan establece las bases para una interrelación entre el comercio y otras actividades económicas como el turismo, la cultura, las tecnologías móviles, la moda y el diseño. Estos sectores representan oportunidades de crecimiento económico y también proporcionan un importante gasto en compras, en un contexto donde es necesario que el consumo repunte.

El Plan de Impulso y Apoyo al Comercio cuenta con un presupuesto para este año 2013 de € 6.910.000 para dinamizar el comercio. Esto supone un millón más que el presupuesto del año pasado. Entre las aportaciones populares figuran aumentar la seguridad, y también las ayudas a las tiendas en caso de obras de larga duración, aumentando hasta los 500.000 euros anuales -antes no llegaban a los 200.000 al año- los recursos destinados a los afectados, y podrán pedirlos por obras de al menos medio año -ahora de un año-.

El Plan apoya un modelo de comercio único, de éxito y reconocido.

¿Podrá llegar a ser competititvo? ¿Hará falta concienciar a la sociedad para apoyar los localismos? ¿Resulta esta concienciación un paso más hacia los cambios de hábitos que nos deja en herencia esta crisis?

Fuente: Diari Ara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.