Entorno del Retail

¡Rebajas!

¿Cómo llegan las rebajas en tiempos de crisis? Esta es la máxima novedad de la temporada: el mal tiempo de los últimos meses atípicos para ser el inicio del verano, y la crisis económica han sido el cóctel perfecto para acabar de rematar el consumo. ¿Podrán cambiarlo todo las rebajas de verano?

Ayer día 1 de julio empezaron las famosas rebajas de verano con algunas características poco comunes: mucho estoc en las tiendas y grandes descuentos de inicio (una media de entre el 40 y 50 %). ¿Supondrá esto un punto de inflexión en las ventas?

Aunque hace tiempo que las tiendas hacen descuentos para paliar el mal momento que atraviesan, la palabra REBAJAS sigue teniendo un componente psicológico que lanza (o debería lanzar) a la gente a la calle y la anima a aumentar el consumo. Y para acabar de animar a la sociedad se empieza por agresivos descuentos (algunas tiendas han empezado por el 70% directamente). Muchos compradores se han reservado para las reservas. Aún así, parece que las ventas caerán entre un 5 y un 10%.

La mala temporada que nos deja la primavera ha hecho que los almacenes estén llenos, acumulan el 60% de los productos que no se han vendido cuando tocaba. ¿Habrá entonces más tallas para todos y menos lucha para conseguir las gangas? Podría ser.

Por otro lado, esta es la segunda campaña en la que no existirá un calendario y unas fechas oficiales en las que las marcas puedan realizar descuentos, tras la aprobación de la liberalización del periodo oficial de promociones y descuentos aprobada en julio de 2012.

Según datos de la Confederación Española de Comercio (CEC), cada español gastará de media entre 50 y 60 euros en este periodo y el sector textil será al que destinen la mayoría de este presupuesto. La facturación global del sector textil para este periodo se espera que ronde los 2.600 millones de euros.

Hay que ser optimista: la semana ha empezado con mucho calor. Parece que el verano ha decidido quedarse por fin y turistas y ciudadanos salieron ayer a la calle sumando una gran afluencia de público que han animado a los retailers. Ahora cabe preguntarse cuánto durará la euforia y si podrán vender el estoc que le sobra, hacer caja, y prepararse para lo que sea que pueda llegar en septiembre.

Aunque los consumidores aseguran no tener ni un duro para gastarse en rebajas y los presupuestos reservados para éstas sean bajos, parece que el verano y el tiempo libre que dan las vacaciones pueden acabar animando esta temporada tan afectada por el clima (económico, político y ambiental).

Sin duda, las herramientas de Retail Intelligence® de T-Cuento (como TC-Store) están listas para contabilizar el tráfico peatonal de estas esperadas rebajas de verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.