Entorno del Retail

¿Qué amenaza al mundo del retail?

courses en ligne

Naturalmente, todas las realidades tienen un ciclo de vida en la que después del nacimiento y una etapa de crecimiento constante, ocurre la disminución. Nunca se desea, pero es bueno tenerlo en cuenta para mantener la forma que prevé el desafío. En el mundo del retail este patrón se repite.

Recientemente, el sector del retail se ha visto amenazado por el negocio online, que ha estado en máximo crecimiento. A los minoristas se les proporcionó todas las armas posibles para no ver afectados sus volúmenes de ventas a causa de los vendedores online. Y los más sabios adoptaron la estrategia sindical que dio fruto a la nueva tendencia del multicanal (o omnichannel).

Pero ahora la curva de vida del comercio electrónico también comienza a inclinarse hacia abajo. Y a largo plazo, este fenómeno de ventas digitales no reportará beneficios.

La cuestión principal: la e -logística. Frente a las transacciones de inflación, mejorar la eficiencia económica y medioambiental de la entrega es crucial para los vendedores online y distribuidores. La cuestión por solucionar más relevante es la del último kilómetro.

¿Cuáles son las posibles soluciones para reducir el coste del último kilómetro?

1- Educar a los consumidores para que se comprometa a pagar la entrega. El servicio gratuito es una estrategia de retención de consumidores y suponen un “gran valor para el cliente”, pero los vendedores online quizá necesiten un cambio.

2- Buscar alternativas a las soluciones de entrega a domicilio. El resultado de este segundo punto desemboca en la famosa tendencia de la web-to-store a través de la cual los clientes recogen sus pedidos en la tienda. Esto puede ayudar a aumentar el tráfico de clientes en las tiendas físicas y a través de las herramientas Retail Intelligence® se podría hacer un seguimiento de las consecuencias que este web to store causa en el tráfico de las tiendas. Pero entonces el consumidor debe asumir ese kilometraje, ¿está dispuesto?

3- Otra posible solución podría ser una novedad que, por ejemplo, El Corte Inglés acaba de presentar bajo el nombre de Click&Car, para dar un mejor servicio al creciente número de clientes que hacen sus compras en el Supermercado a través de Internet. Se trata de un punto de recogida rápida de los pedidos a través de un espacio reservado que se ha habilitado en el Párking -1 del centro comercial, y que permite al cliente pedir que bajen su compra al coche en el día y el momento que elija, sin ningún coste, sin un importe mínimo de compra y con los mismos precios y ofertas que existen para la compra presencial en el Supermercado. En este caso el tráfico en la tienda no aumenta ya que el punto de recogida es el párking o, según la enseña, almacenes donde el consumidor ni siquiera baja del coche.

¿Cuál será la fórmula?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.