Entorno del Retail

El gigante online en Navidad

amazon ok

Amazon vive estos días una actividad frenética. En el almacén de San Fernando de Henares (Madrid) se trabaja a pleno rendimiento durante las 24 horas del día, incluidos fines de semana, para hacer frente al aumento de pedidos de la campaña de Navidad.

El gigante estadounidense ha contratado de manera temporal a 400 personas, un 151% más que en la campaña de 2012, elevando así a 660 personas la plantilla durante este mes de diciembre.

Los responsables de Amazon no se aventuran a dar una cifra del número de pedidos que pueden gestionar este año, aunque aseguran que sobrepasarán “por mucho” los 1,2 millones de envíos que contabilizaron en el último trimestre de 2012.

Si las previsiones no han fallado, ayer fue el día de mayor actividad de Amazon.es. Los sistemas informáticos estaban preparados para recibir un pico de pedidos entre las 10 y las 11 de la noche. “Amazon es la tienda electrónica más visitada de España, con 4,6 millones de visitantes únicos”, asegura François Nuyts, director en España.

El ejecutivo elude la polémica que rodea las condiciones laborales de los empleados alemanes. “Sólo puedo decir que en España cobran 9,34 euros a la hora al empezar y 10 euros después de 6 meses. Es un 98% superior al salario mínimo”, afirma.

Las compras que se realizan en la tienda española se gestionan a través de una red de más de veinte centros europeos. Sobre todo, desde el de San Fernando de Henares. El 26 de diciembre de 2012, día de más actividad hasta la fecha, desde estas instalaciones se enviaron 43.161 productos.

El centro logístico funciona en medio de lo que Nuyts define como un “caos organizado”. Los productos, una vez que han pasado un control de calidad visual y se han dado de alta, son clasificados según su tamaño. Luego, los trabajadores los colocan al azar en las estanterías, donde una muñeca puede compartir espacio con, por ejemplo, un portátil.

“Hay mayor probabilidad de que los productos que conforman un pedido estén cerca unos de otros de esta manera, que si se agrupan por categorías”, explica Fred Pattje, director de Operaciones.

A la hora de completar un pedido, los operarios utilizan un escáner para llegar al producto siguiendo la ruta más corta posible. Un sistema de cintas transportadoras recién inaugurado se encarga de llevar los pedidos hasta la zona de embalaje. El sistema indica al operario qué tipo de caja tiene que utilizar en función de las medidas y peso del pedido. Y nunca se olvidan de poner la factura en el fondo de la caja porque “no es agradable encontrarla nada más abrir el paquete”, subraya Pattje.

Fuente: Expansión. Martes 17 de Diciembre. Pág. 13

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.