Entorno del Retail

El comercio electrónico: más allá de internet

carritos

El comercio electrónico no para de crecer: el año pasado el ecommerce en España facturó unos 15.000 millones de euros, según datos del eShow, la feria de comercio electrónico y márketing digital que se celebra entre ayer y hoy en Barcelona. Pero, ¿hacia dónde va el sector? Los expertos afirman que todavía queda mucho recorrido y que la moda es lo que más crece en la venta online: incluso ha adelantado al ocio.

“Hay que analizar en qué situación nos encontramos ahora para saber a dónde podemos llegar”, dijo Guillem Sanz, de la empresa Bebitus. “En el mundo online existe una lucha por los usuarios, pero el tema es saber qué pasará dentro de diez años, quién quedará entonces, no ver sólo el corto plazo o el año que viene”, argumentó Lucas Galceran, de Casa Viva.

A diferencia de otros países europeos, en España al principio se asoció la venta en Internet con gangas y descuentos, coinciden los ejecutivos del sector del comercio electrónico en un encuentro previo al eShow, que dirige Agustín Torres. La venta online ha permitido a los negocios llegar donde antes no tenían presencia, mientras el cliente –igual que en la empresa tradicional– es el epicentro del negocio. “Aquí se ha tenido que ir educando al cliente porque antes el gancho era el precio”, opinó Hera Vigara, de Desigual, quien destaca que en otros países, Internet es un canal más de venta. “En España se vende mucho en rebajas, mientras en Reino Unido o Alemania no vendemos nada”, expuso Borja Santaolalla, de Nice Things.

La clave está en el contenido y los consejos de estilo de vida que son un valor diferencial para atraer al cliente que puede aportar la tienda, opina Albert Aguadé-Borrull, de la tienda de cosmética Birchbox España. “Este contenido es fundamental porque ayuda a generar demanda y a especializarse de cara al usuario”, dijo Aguadé-Borrull. Se trata de ofrecer una experiencia de compra al usuario a través de los blogs, que conectan la prenda de ropa con el contenido, añadió Santaolalla.

En este sentido, hay que cuidar mucho las redes sociales: el 90% de las consultas vienen por Facebook, según Luis Krug, de Ooferton y Comandia.

La importancia de las redes sociales para ganar visibilidad de cara al cliente contrasta con los blogs y los vídeos, que no funcionan igual para todos los negocios online. “Con 30 euros de descuento vendes más que con blogs y vídeos”, apuntó Albert Costa, de Miscota.

Pese al auge de las aplicaciones móviles, los ejecutivos del sector consideraron que las ventas a través de dispositivos móviles todavía no llegarán al 50% este año y el que viene. “Tienes que tener mucho tráfico para plantearte hacer una aplicación móvil, porque mucha gente se la descarga y solo la usa una vez”, comentó Lucas Galceran, de Casa Viva.

Por otro lado, “el comercio electrónico es un gran riesgo”, consideró Xavier Escales, de Asics, quien reconoció que “no veo un modelo estable dentro del sector ecommerce”. A juicio de Escales, las grandes empresas pierden dinero por invertir en comercio electrónico y, en Estados Unidos, el ecommerce se apoya cada vez más en las tiendas físicas. “Lo que interesa es vender como sea”, agregó.

Fuente: Expansión. 13.03.2014. Pg. 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.