Entorno del Retail

Abrir una tienda en ¿la calle o en un centro comercial?

CentroComercial_RetailIntelligence

Antes de abrir una tienda propia o franquicia, la elección de la ubicación es determinante para el buen porvenir del negocio. ¿Cómo escogemos la ubicación de nuestra tienda? Según el director general de la cadena de tiendas de artículos de regalo y decoración Muy Mucho “estar a 10 metros de un buen sitio, es estar en un mal sitio”. Una buena ubicación depende, en gran medida, del tráfico peatonal que pasa delante la ubicación. A parte, también influyen otros factores como el diseño del escaparate, las campañas de publicidad expuestas en el exterior del punto de venta, etc. Estos otros factores sirven para que el tráfico peatonal exterior, que hemos ido a buscar para decidir la ubicación de nuestro negocio, entre dentro de la tienda. Una vez en el interior de la tienda, la experiencia de la compra y grado de satisfacción del cliente con la marca son esenciales para que esos clientes vuelvan y aumentar el ratio de fidelización.

El conteo del tráfico peatonal exterior puede realizarse manualmente o a través de sensores de tecnología de células infrarrojas. El conteo tecnologíco y automatizado evita el error humano y permite realizar un conteo más preciso y fiable de los flujos peatonales. Este conteo se realiza de forma ininterrumpida las 24h del días; TC Group Solutions permite tener esta medida a lo largo del día, y los siete días de la semana por franjas horarios de 30 minutos).

En el caso de los centros comerciales, el parámetro del tráfico peatonal es igual de importante. Un centro comercial es como un barrio, los pasillos son las calles del barrio por las cuales circulan más o menos peatones.

Los centros comerciales son una apuesta segura. Las ventajas para una marca de abrir un punto de venta en un centro comercial son múltiples e inspiran confianza. Por un lado, un centro comercial ya es de por sí un lugar con un tráfico peatonal importante, esto ayuda a acercar rápido a los clientes potenciales a la nueva tienda. Así, el centro comercial es un promotor que inspira seguridad y protección para la marca. Estos espacios comerciales se combinan con el ocio, ahí los clientes pueden realizar varias cosas en un mismo programa como el shopping, momento de ocio y diversión, comidas, etc. El clima exterior no influye y los clientes pueden acceder en transporte privado. Así el centro comercial tiene toda una serie de prestaciones que atraen un público constante y fiel.

De todas maneras, y aunque las ventajas sean muy atractivas, abrir un punto de venta en un centro comercial también está sujeto a algunos inconvenientes. Por ejemplo la competencia, es muy probable que en el mismo centro comercial haya otras tiendas vendiendo productos similares a la nueva tienda que abre. También pueden molestar las normas impuestas por el propio centro y que tienen que ver con horarios de apertura, de cierre y con el calendario comercial. El alquiler y la difícil negociación del precio es otra batalla que suelen ganar los centros comerciales.

Buscar un buen equilibrio y ser crítico es esencial para mantener una tienda rentable, ya sea una tienda propia o franquicia, en una calle comercial o en un centro comercial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.