Entorno del Retail

Las 5 claves para digitalizar el punto de venta

Staff_RetailIntelligence

Con lo digital en manos de todos, el punto de venta evoluciona y para hacerlo bien ha de adaptar el entorno digital a su espacio comercial. Los dispositivos digitales en el punto de venta, los canales electrónicos, etc. son una parte de una larga batería de recursos cada vez más presentes en todas las tiendas. El vendedor por otro lado, representa un punto clave para lograr esta etapa de transición.

A continuación, una serie de consejos que ayudarán a todo retailer a lograr con éxito la adaptación de lo digital al entorno físico teniendo en cuenta la figura del staff.

Todo recurso que pongamos en marcha en nuestro punto de venta ha de tener un valor añadido evidente y no trabajar lo digital dentro de un entorno diferente sin encontrar puntos de convergencia y nuevas ideas. El vendedor ha de entender qué le aporta ese recurso digital y de contextualizar su uso con las tareas del vendedor. Por ejemplo, este recurso podría ser una pantalla o interface digital que el vendedor comparte con el cliente o en la que el cliente solo acceda a una parte de toda la información del vendedor.

El uso de un recurso ha de ser sencillo e intuitivo tanto para el vendedor como para el cliente. Si la solución tecnológica es compleja puede hasta desmotivar al vendedor. Si se trata por ejemplo de una tablette, o de cualquier otro dispositivo móvil, este ha de ser cómodo para que el vendedor pueda desplazarse por la tienda llevándolo con él. Si el dispositivo es demasiado aparatoso, los vendedores no le acabarán sacando partido.

Un dispositivo electrónico requiere de factores humanos pero también tecnológicos. Tener a disposición del cliente una serie de pantallas interactivas pero con una red wi-fi deficiente, será un fracaso para la marca y el resultado de una mala gestión de la tienda. En cuanto al factor humano, por ejemplo: ¿el programa de comisiones para los vendedores está bien diseñado? De lo contrario, el vendedor se desmotiva.

Los dispositivos electrónicos han de animarse para seguir vivos a medio largo plazo. Sin funcionalidades y aplicaciones novedosas y originales, el uso de estos dispositivos tiene una duración de corto plazo.

Los dispositivos electrónicos no han de quedarse en la eslabón de los vendedores, estos han de compartir sus experiencias con los diferentes departamentos de la empresa, solo de esta manera se podrá extraer un beneficio completo que busque la satisfacción de los trabajadores de la empresa y de sus clientes, solo así los dispositivos electrónicos fomentarán la sostenibilidad de la marca en su mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.