Entorno del Retail

En verano, retail de helados

Amorino_RetailIntelligence

El verano es un buen mes para el retail de heladerías. Los amigos italianos Cristiano Sereni y Paolo Benassi han conseguido que su concepto de heladería alcanzara un éxito mundial: Amorino. Esta aventura retail empezó en 2002 en París con la apertura de su primer punto de venta de helados artesanales servidos con espátula. Desde entonces ya llevan más de 100 puntos de venta (franquicias) en todo el mundo.

Originarios y fieles a su país de origen, pensaron que el carácter de autenticidad de sus helados debía dar la vuelta al mundo, además se acogieron a la tendencia de consumo de productos naturales. La competencia ofrecía cantidades pequeñas por el mismo precio, impedía probar los diferentes sabores y mantenía un horario que no concordaba con el horario de ocio de los consumidores (el helado se consume en momentos libres y de placer). De hecho la competencia más difícil es el tiempo, la lluvia especialmente. Y por otro lado, Amorino no ha de enfrentarse ni al comercio online ni a la competencia de los retailers chinos.

Tras una primera apertura en París, Amorino aceleró y abrió siete nuevos puntos de venta esparcidos en diferentes ambientes (espacios comerciales, barrios, etc.). De la misma manera, amplió su oferta con el fin de ofrecer productos adaptados a cada estacionalidad del año. Así la oferta se concentró en helados, caramelos, chocolates, bebidas calientes, etc.

amorino

Respecto a la ubicación de los puntos de venta, Amorino tiene en cuenta que el helado es una compra impulsiva por lo tanto se necesita un lugar de paso, tanto de día como de noche. La marca de helados prefiero los centros urbanos que los centros comerciales ya que es más fácil controlar el entorno. A la vez, el posicionamiento de Amorino es alto y por lo tanto se suelen ubicar en bonitos barrios céntricos que les permiten captar a turistas y a residentes con alto poder adquisitivo.

Para comunicarse con sus clientes, la relación es bastante directa, para un feedback tanto bueno o malo, sus clientes hablan a través las redes sociales que Amorino gestiona desde su propio departamento de marketing y una empresa externa.

El consejo que los dueños de Amorino dan a cualquier emprendedor con el que comparten el mismo carácter de ambición es: ser determinante ya que cuando abres un negocio los problemas salen de debajo de las piedras. La clave es ser congruente con lo que decimos y lo que hacemos, en este terreno la duda es un gran enemigo.

Desde la plataforma de Retail Intelligence, hablaremos de los casos prácticos que más nos inspiran, hoy nuestra cita ha sido con Amorino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.