Entorno del Retail

El Internet de las Cosas, una aproximación

retail-intelligence-internet-de-las-cosas

De acuerdo con un informe publicado por SAP; el Internet de las Cosas se convierte en combustible para el sector del retail. Sin embargo, tal crecimiento tiene que hacer frente a cuestiones legales con el cumplimiento de la privacidad, la seguridad cibernética así como con otras responsabilidades.

Con las nuevas tecnologías, los retailers tienen cada vez más herramientas – móviles, redes sociales, canales en las tiendas – para recoger datos en tiempo real sobre sus clientes y así poder, a través de los mismos dispositivos, interactuar con ellos de manera personalizada.

Comprender las preferencias y el comportamiento de los clientes es esencial con el fin de poder ofrecer aquellos productos que están buscando o que coinciden con sus gustos. Esta estrategia es cada vez más común en los negocios de retail y cada vez más nuevas tiendas incorporan estas técnicas a sus hojas de ruta.

Del mismo modo la comunicación ha de existir desde el consumidor hacia la tienda, y así los smartphones, smartwatches o cualquier otra tecnología portátil deberán ser capaces de comunicarse con el sistema de tiendas con el fin de hacer pagos más fáciles y/o de forma más rápida.

La tecnología RFID se utiliza cada vez más en el sector del retail para evitar robos pero ahora también se utiliza para recoger información adicional acerca de los clientes, sus preferencias, su ubicación así como para la gestión del inventario de la tienda y la integración de los canales a través de los cuales opera la marca. Al mismo tiempo, los códigos QR en las etiquetas del producto permiten proporcionar información adicional sobre los artículos y realizar actividades de comercialización en las tiendas.

Con el Internet de las Cosas será posible analizar lo que ocurre dentro de la tienda y rastrear y medir el flujo de clientes en las áreas específicas de las tiendas. La mayoría de los teléfonos inteligentes y dispositivos portátiles ya están equipados con este tipo de aplicaciones que se comunican con otros dispositivos tecnológicos situados en las tiendas y que permiten hacer un seguimiento en tiempo real y enviar notificaciones a los clientes durante sus visita a las tiendas.

La esencia del Internet de las Cosas es recaudar datos acerca de las personas, a nivel individual o a nivel de Big Data, para utilizar posteriormente los datos en una mejora de la rentabilidad de los negocios y encontrar nuevas oportunidades (nuevos servicios, iniciativas de marketing, etc.).

Algunas de las cuestiones relacionades con el Internet de las Cosas para el retail tiene que ver con cuestiones de privacidad y la carencia de transparencia en las nuevas tecnologías. Los clientes no son conscientes de cuándo y cómo sus datos personales se recogen y para qué fines se procesan y en qué momento y a quién se comunican estos datos. La cuestión está relacionada con el nivel de información y el tipo de consentimiento que es requerido por los clientes para el uso de tales tecnologías, especialmente teniendo en cuenta que los datos recogidos a través de ellos pueden generar perfiles detallados de cada usuario.

Hoy las empresas están adaptando nuevas maneras de hacer para resolver estas cuestiones de acuerdo con las nuevas regulaciones propuestas desde la Comisión Europea. A día de hoy ya son varias las cuestiones legales que se han ido sumando y que debe respetar el Internet de las Cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.