Entorno del Retail

Los Millenials y el sector del lujo

Multiethnic Group of People Social Networking at Cafe

Seducir al millenial no es tarea fácil, son consumidores autónomos, exigentes y cada vez más reticentes a los discursos originales de las marcas; a ellos les gusta compartir con los demás consumidores para acceder a los argumentos que impactaran en sus decisiones de compra. Así, con la llegada de este nuevo tipo de consumidor, las marcas han de replantear sus estrategias.

Los consumidores de este segmento crecieron junto a internet y en grupo, nacieron con un Smartphone bajo el brazo y defienden la economía basada en lo compartido. Esto apunta a predecir que las expectativas en términos de consumo para este tipo de consumidor son diferentes a las de la generación anterior que además se caracterizaban por tener más poder adquisitivo y ser consumidores menos endeudados.

Un estudio llevado a cabo por la consultora Deloitte prevé que los millenials pueden convertirse en una oportunidad para las marcas de lujo. Así estas marcas del sector del lujo han de concentrar sus esfuerzos en atraer a este tipo de consumidores, tarea que no va a ser sencilla debido a que los millenials son menos fieles que la generación anterior y están más comprometidos con la tecnología a través de la cual acceden a su status de autonomía.

Las marcas del sector del lujo se han quedado sin consumidores, o al menos con menos consumidores que antes por lo tanto necesitan seducir a aquellos con alto poder adquisitivo que pertenecen a estos nuevos segmentos de clientes potenciales.

Así marcas como Burberry han lanzado recientemente nuevas estrategias basadas en plataformas digitales, por ejemplo activando su presencia en las redes sociales, con la intención de llegar a estos consumidores más jóvenes. Hoy para marcas como Tiffany, Louis Vuitton, entre otras, están presente en las redes sociales es una necesidad. En cambio la concentración de información en la tienda física es cada vez menos importante, estos consumidores buscan información acerca de la marca y de los productos vía internet. La tienda pasa a convertirse en un vivero de experiencias emocionales y sensoriales para los consumidores que las visitan.

Además, es importante que las marcas sepan transmitir a través de esta nueva distribución de canales de comunicación mensajes pertinentes, suficientemente atractivos para un público que puede ser caracterizado de snob y alternativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.