Entorno del Retail

Los robots del retail

Robots que mueven estanterías, detectan productos en mal estado, crean listas de las tareas diarias, hacen inventarios, asesoran a los clientes en la tienda, etc. Los robots ya forman parte del día a día del retail tanto físico como online.

RHR es un brazo robótico ideado y fabricado por Right Hand Robotics, una start-up que se inició en el campus de Harvard. RHR fue diseñado para cumplir con las tareas de pick-and-place en los almacenes de los e-commerciantes. Los RHR están equipados con cámaras y algoritmos de visión por ordenador, junto con técnicas de aprendizaje automático que permiten que el robot pueda reconocer todo tipo de artículos. Con este aprendizaje automático, el robot puede saber cómo atrapar los productos de acuerdo a su forma y tamaño.

Scallog es un robot diseñado para la logística de venta al por menor y particularmente adaptado a las actividades de e-commerce y piezas de repuesto. En un almacén, este robot es quien va a buscar los stocks desplazando los armarios de almacenamiento y acercando los productos hasta el operador. El robot es muy básico y está equipado con sensores simples y de bajo consumo que le permiten seguir unas bandas que se colocan en el suele para trazar un recorrido.

El robot EXO, desarrollado por Exotec Solutions, es un sistema completo de preparación de pedidos automatizado. Cuenta con una flota de robots Exo (15 a 200 robots EXO pueden trabajar juntos), un software robótico integrado y un servidor, bautizado Fleet Control, que actúa como jefe de ceremonias para supervisar los movimientos de los robots. Para moverse en su entorno y de forma independiente, cada robot tiene un escaner frontal rotatorio.

Heasy es un terminal móvil e interactivo de metro y medio equipado con una pantalla táctil de 19 pulgadas y una cabeza. El robot es capaz, gracias a unos algoritmos y a un sistema de infrarrojos, de identificar el lugar de la tienda donde hay más gente. Desarrollado por la start-up Hease Robotics, este autómata sirve para ofrecer una mejor interacción con el cliente. El robot es capaz de guiar a un cliente, calificar un pedido o consulta y reconocer el sexo y las emociones de la persona en cuestión a través de tecnología de reconocimiento facial. Finalmente, Heasy también sirve como terminal de pago inteligente capaz de generar 30 transacciones más que un terminal normal.

Shelfsurveyor es el resultado del trabajo realizado por la empresa californiana Fletch Robótica y de la start-up Trax Image Recognition. El sistema robótico está dotado de tres cámaras relacionadas con unos algoritmos de inteligencia artificial que permiten a las marcas ganar visibilidad en las tiendas. En concreto, el robot recorre los pasillos del supermercado y es capaz de reconocer el producto, su inversión y su precio. Todos estos datos se envían a la nube y se procesan para generar recomendaciones a las marcas. Con este análisis, las marcas pueden detectar en tiempo real una ruptura lineal o una mala colocación del producto en las estanterías.

Finalmente el carrito-robot Wiigo, imaginado por la start-up portuguesa Follow Inspiration, está dotado de un sistema de reconocimiento por imagen y de unos captores infrarrojos que le permiten desplazarse y seguir al cliente de forma autónoma. Este robot ha sido concebido para facilitar el recorrido de compra de los clientes en la tienda: el robot es capaz de guiar a los clientes por los diferentes pasillos y de cargar con su compra hasta un máximo de 40 kilos.

Pronto la herramienta Retail Intelligence y Big Data de TC Group Solutions podrá analizar y medir el impacto de esta nueva tecnología en las tiendas OFF y ON.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.