Entorno del Retail

Otra jugada de Amazon en el retail

Amazon abrió su primera librería en Seattle el año 2015 y hoy ya cuenta con una red de 8 librerías. A priori parece que Amazon ha utilizado las estrategias tradicionales para poner en pie una librería pero no es así.

Laurence Faguer periodista en Forbes.fr nos acerca la realidad de las librerías Amazon en Estados Unidos.

En las librerías Amazon , cada título es protagonista y se nota en la manera en como cada título se presenta al público en el interior de la tienda. La aplicación diseñada por Amazon es la herramienta indispensable para tener una buena experiencia de compra. A través de la aplicación, el cliente puede verificar el precio antes de comprarlo ya que este varía según el estatus del consumidor. Por ejemplo los miembros de Amazon Prime pueden beneficiarse del mismo precio que Amazon propone desde su canal de venta online, al contrario los demás consumidores pueden comprar el libro a un precio ligeramente superior. En Estados Unidos los miembros de Amazon Prime ya ascienden a 80 millones. Para aquellos clientes que no quieren descargarse la aplicación, Amazon les ha encontrado una alternativa: se trata de un lector de códigos barra que informa del precio del producto al momento. A parte del precio, estas dos tecnologías también ofrecen información adicional sobre el producto y la posibilidad de pagar el producto ya que en estas librerías no hay cajas automáticas ni la posibilidad de pagar con dinero en efectivo.

Los libros están organizados según los datos online de segmentación geográfica . Algunas secciones llevan por título ‘Best-Seller de ficción en Chicago’ o ‘Para Lectores Kindles’ y ‘Para Terminar en 3 Días’ (lo que nos indica que Amazon conoce el tiempo que sus lectores dedican a la lectura) o ‘Si te ha gustado esto…’, entre otras secciones exportadas del análisis de los datos de los consumidores y clientes potenciales en el canal virtual.

Amazon Books no sólo vende libros. En medio de la librería se encuentra un showroom que muestra todos los dispositivos tecnológicos desarrollados y comercializados por Amazon : lectores Kindle, tabletas Fire, etc. Según algunos analistas, la mera existencia de estas áreas de exposición que permiten que los consumidores puedan tener una experiencia táctil, de interacción, que no es posible de tener online, implica a Amazon una gran fuente de valor añadido.

Pero todo esto podría ir mucho más allá. Amazon no es sólo distribuidor, él es también un creador de contenidos. Con la películo Manchester By The Sea, Amazon se posicionó como un productor a tener en cuenta. Así, Amazon Books podría convertirse, en menos que cante un gallo, en una gigante sala de exposiciones de todo el contenido de Amazon ya sea libros, música, películas y vídeos.

Amazon Books no está aquí para competir con librerías donde uno acude por el ambiente y el consejo personalizado y profesional. Amazon Books presenta una experiencia retail diferente.

Source : Forbes.fr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.