Entorno del Retail

La importancia de los empleados en la era digital

La omnicanalidad es ahora una necesidad y es posible gracias a la tecnología. A ello, se tiene que añadir la importancia del personal que es esencial para el éxito de las ventas.

Sin embargo, contratar personal en una tienda representa un gasto muy elevado para las tiendas minoristas, por lo que, desde cierto punto de vista, es lógico que gran parte de la tecnología dedicada a la venta minorista tenga como objetivo reducir estos costes.

En los últimos años, los retailers han utilizado algoritmos para determinar cuántos empleados se necesitan para una sola tienda, lo que genera pánico en el personal. Como resultado se obtiene un freno en las ganancias debido a la reducción de plantilla en lugar de una inversión importante de cara al futuro. Este es un uso inadecuado de la tecnología, que, en manos de los empleados, puede convertirse en una poderosa herramienta para mejorar, por ejemplo, la experiencia del cliente.

Costes, pero también y sobre todo beneficios

Muchas cadenas de todo el mundo empiezan a entender la importancia de cuidar al personal, ofreciendo a sus empleados, por ejemplo, un salario más alto u otros beneficios. De esta forma, el coste empleado a los trabajadores se convierte en una inversión estratégica que les permite ser más productivos, y permite a la empresa ofrecer precios más bajos y mejorar en cuanto a la experiencia de compra del cliente.

Según un artículo de Libremercado, demuestra que las cadenas minoristas de gran éxito que invierten en empleados no solo ofrecen precios más bajos, sino también un rendimiento financiero sólido y un mejor servicio al cliente que sus competidores.

La omnicanalidad se alcanza con la ayuda del personal

Mientras que la venta minorista sigue chocando con las tendencias tecnológicas cambiantes, los expertos afirman que los empleados de la tienda son imprescindibles en la venta minorista omnicanal. Las razones son diversas: aumentar aún más la reputación de la marca y la experiencia del cliente en la tienda a través del conocimiento de los productos y el inventario.

La tecnología compensa, no reemplaza

Algunos minoristas pueden haber pensado que los robots y sistemas de recolección de datos cada vez más sofisticados reducirían la necesidad de personal de la tienda. De hecho, el personal y la tecnología deben trabajar en conjunto para beneficiar al retail.

Para que esto sea posible, los minoristas deben brindar a los miembros de la tienda tener acceso a historiales de pedidos de los clientes, conocer sus preferencias para que puedan proporcionar conocimiento profesional y poder dar recomendaciones a los consumidores para satisfacer las necesidades del cliente. Esto crea una experiencia muy personalizada y memorable para el cliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.