Entorno del Retail

Cómo el comportamiento del cliente puede aumentar el ROI

Como mejorar el ROI de tu tienda

En el sector minorista, los cambios en las necesidades del consumidor tienen un impacto en las empresas. Estos cambios afectan al comportamiento del cliente y su proceso de compra.

En los últimos años, los consumidores han cambiado la manera de consumir, y los retailers tradicionales se han visto obligados a cambiar radicalmente el enfoque para adaptarse. La variedad ya no suele ser un problema a la hora de decidirse por una compra. Existe una amplia oferta de productos y las compras online permiten hacerse con cualquier producto desde cualquier lugar. El consumidor es mucho más consciente sobre la calidad de su compra y tiene mayor control sobre su poder adquisitivo (cómo, qué, dónde y cuándo comprar).

Por ello, saber cómo se comporta nuestro cliente para tener un máximo de información permite tomar decisiones acertadas. Los retailers deben utilizar tecnologías que entiendan el comportamiento del cliente y utilicen estos datos para atraer a nuevos, mantener los existentes y mejorar la oferta.

Llevar a cabo acciones para aumentar el ROI

El Retorno de la Inversión (ROI), es una de las métricas más relevantes a la hora de poner en marcha alguna acción en los puntos de venta. Si pensamos que no va a tener efectos realizar un cambio de layout, cambios en los escaparates, campañas de marketing, o cualquier otra acción, y por tanto no va a implicar un aumento de los beneficios, el cambio no se hace.

Pero hoy en día, existen herramientas con las cuales se puede medir les resultados de cualquier acción en las tiendas físicas, así como datos relevantes sobre el comportamiento del cliente en un punto de venta físico. Con esta información, se puede predecir más fácilmente el efecto de las acciones llevadas a cabo y cómo podremos monetizarlas, y por tanto mejorar el ROI.

El uso de los datos que se obtiene del comportamiento del cliente se puede utilizar para segmentarlos y llevar a cabo acciones más concretas. Del mismo modo, el análisis de los datos recolectados también puede servir para identificar a clientes recurrentes y medir la tasa de conversión, con el objetivo de impactar en variables específicas, cómo aumentar el número de clientes que vuelven a la tienda a comprar, o aumentar la proporción de clientes que se van habiendo realizado alguna compra.

Los retailers deben usar los datos para entender el comportamiento del cliente y tomar decisiones basadas en esta información para aumentar las ventas y los márgenes.

Cuando se tienen diferentes tiendas, los datos se pueden cruzar para saber si se debe modificar la distribución de las tiendas o mejorar la visibilidad de determinados productos. Por tanto, los datos permiten optimizar el conjunto de los puntos de venta, mejorando los resultados.

El ROI se puede mejorar también disminuyendo el tiempo que pasa el personal preparando la tienda o notificando incidencias. Si el proceso es más rápido y ágil, un aumento de la productividad impactará positivamente en los resultados.

Un mayor conocimiento del comportamiento de los clientes mejora la capacidad de segmentación para lanzar ofertas específicas, mejorar la imagen de marca y ofrecer una experiencia de compras únicas lo que permiten incrementar el ROI.

En TC Group Solutions, como especialistas en Retail Intelligence, ofrecemos las herramientas necesarias para analizar el comportamiento del cliente en los puntos de venta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.