Entorno del Retail

¿Las tiendas físicas siguen siendo importantes?

Los comercios físicos respecto al comercio online

Los comportamientos de compra de los consumidores cambian constantemente y, como sabemos, el comercio electrónico no deja de ganar peso, pero ¿por qué?

El principal beneficio para el consumidor a la hora de comprar por internet es la flexibilidad y la posibilidad de comparar entre diferentes precios y marcas. La inmediatez y la disponibilidad en la compra online son las grandes ventajas de este canal de ventas.

Pero no por ello las tiendas físicas están condenadas a desaparecer. El aumento de la omnicanalidad y las compras digitales también tiene impacto en la tienda física: el webrooming y el showroming ganan también peso progresivamente en el consumidor. Queda por ver cual será el modelo de consumo del futuro, pero esto no quita que las tiendas físicas tienen ciertas características que nunca podrán suplir las tiendas online.

La ventaja de las tiendas físicas: la experiencia del cliente

Las tiendas físicas se perciben como el punto de contacto más directo con la marca, donde los consumidores interactúan personalmente con el personal de ventas. Los puntos de venta representan la proyección de los estándares de una marca y transmiten los mensajes y valores de esta mucho mejor que un eCommerce.

De hecho, no es casualidad que las flagships se hayan popularizado en los últimos años, ya que es una manera de mostrar a nuestros clientes algo más que los productos, sino también valores y experiencias. Y este es el camino del sector retail. Las tiendas del futuro van a tener que ofrecer experiencias vivenciales y personalizadas, siendo el lugar donde se enamore al consumidor, que podría finalizar la compra ya sea en la propia tienda o desde su dispositivo móvil.

El paradigma Phygital, se ha vuelto también una ventaja para los puntos de venta físicos. Mirar en la tienda y comprar por internet (showrooming) o mirar en internet para desplazarse a la tienda a finalizar la compra (webrooming) siguen siendo dos tendencias al alza. De hecho, en el informe Big Data 2017 de TC Group hemos visto cómo el webrooming se ha consolidado cómo estilo de compra.

Muchos “Pure Players”, inicial y exclusivamente del mundo online, también se han dado cuenta de que necesitan una proximidad con el cliente, un espacio donde puedan mostrar quienes son, y dar así la posibilidad al consumidor de comprar donde ellos decidan.

Las estrategias puestas en marcho por los retailers para conseguir atraer a los consumidores para aumentar las ventas tiene mucho que ver con conseguir crear una experiencia de compra adecuada.

La información que podamos recopilar sobre nuestros clientes será importante tomar las decisiones adecuadas, tanto para atraer cómo para fidelizar a nuestro público objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.