Entorno del Retail

Optimizar los procesos operacionales de la tienda física

Mejorar los procesos de las tiendas

La experiencia del cliente en tienda es ese conjunto de factores que generan una mayor satisfacción del potencial cliente, y por tanto se propicia un entorno adecuado para la compra. Esto puede ser desde el trato del personal, pasando por el ambiente de la tienda (música, colores, olor, etc) hasta la facilidad para encontrar productos.

Los clientes que tienen una experiencia positiva dentro de la tienda compran más. Por tanto, proporcionar una experiencia satisfactoria debe ser una prioridad para los retailers. Controlar este proceso requiere tener establecido un sistema para solventar cualquier incidencia que pueda haber, y por tanto resolverlo a tiempo.

¿Están todas las tiendas en condiciones óptimas para facilitar la compra?

Hacer que un potencial cliente se sienta a gusto tiene relación con la apariencia de la tienda. ¿Se implementan correctamente los estándares de la marca? ¿Hay alguna incidencia técnica en la tienda que requiera mantenimiento? ¿La tienda ofrece las mismas ofertas que en la web?

Los diferentes puntos de venta de una marca deben estar en concordancia con la imagen y los estándares fijados. Muchas veces las tiendas no siguen las directrices marcadas para asegurar el correcto funcionamiento, y una de las principales causas de esto es no tener bien desglosado cada uno de los procesos operacionales.

Imaginemos una cadena de tiendas en las cuales hay un cambio de la oferta expuesta tanto en el interior como en los escaparates. ¿Cómo se comunica esto a las tiendas? ¿Cómo se resuelven las dudas que puedan surgir y cómo se controla que los cambios estén correctamente realizados? ¿Cómo se puede garantizar que las tiendas cumplan con las pautas de acuerdo con los plazos definidos?

Generalmente todo esto confluye en un conjunto de correos electrónicos, words y excels que van a parar al mánager de las tiendas, donde le llegan una gran cantidad de incidencias al final del día.

A la hora de realizar modificaciones en las tiendas, se producen 3 problemas:

  • A los empleados de las tiendas les resulta difícil implementar las pautas que les envían.
  • Los gerentes no pueden ayudar correctamente a las tiendas a instaurar rápidamente estas pautas.
  • La sede no tiene constancia de lo que está sucediendo en cada tienda porque no tiene ningún canal de comunicación con las tiendas.

Este desglose de los procesos operativos conduce a una mala implementación de las directrices. Al final, esto tiene un impacto directo en la experiencia del cliente y conduce a una posible reducción de ventas.

¿Cómo controlar que las tiendas funcionen correctamente?

Una mala organización en tienda afecta a la experiencia de compra, y por tanto repercute en la imagen de marca, en la fidelidad de la clientela y en los resultados.

TC Check es la aplicación que permite centralizar todo este proceso. Permite gestionar la comunicación entre los empleados y los mandos intermedios mediante audits personalizables y adaptables.

Todos los procesos operativos se manejan en una sola aplicación: desde el envío incidencias, la respuesta de instrucciones y el intercambio de fotos y comentarios. Los encargados y empleados de las tiendas pueden administrar todas las operaciones de la tienda desde un ordenador, Tablet o teléfono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.