Entorno del Retail

El éxito de las tiendas pop-up

Las tiendas pop-up son una buena opción para crear el reconocimiento de marca, llegar a los consumidores, y llamar su atención. La comercialización no es el objetivo principal de un pop-up store. Los objetivos se corresponden más con hacer descubrir la marca o ciertos productos a los clientes potenciales. Posteriormente, a través de otros canales que pueden ser otro punto de venta físico o el canal online finalizar la compra.

Los retailers utilizan pues estos espacios para crear interés en sus marcas y productos. Empresas como Nike, Ikea, Guess o incluso Amazon han abierto pop-up stores con el fin de beneficiarse de sus ventajas. Pero ¿estos espacios funcionan? ¿Cómo valorar si este tipo de tiendas temporales han sido efectivas?

Razones para abrir un pop-up store

Las principales razones para abrir un pop-up store tienen que ver con el branding y dar a conocer nuevos productos u ofertas exclusivas. Además, estos espacios permiten acercarse a nuestros clientes potenciales, siendo una forma directa de publicitarse o realizar campañas específicas.

Los pop-up stores atraen al tráfico peatonal que no necesariamente pasea con una intención de compra, pero que acaban descubriendo uno o más productos de interés que pueden probar o tocar, y de esta forma generar un interés, aunque no sea para comprar en ese preciso momento.

Los riesgos de la apertura de un pop-up no suele ser tan elevado cómo el de una tienda física permanente, ya que generalmente el concepto es más simple y los costes pueden predecirse con más facilidad.

El impacto de estos establecimientos va más allá de la venta momentánea, ya que permite generar más engagement, llevar al consumidor al canal online o generar interacciones en redes sociales.

ebook gratuito Auditoría tienda

Una forma de iniciarse en el retail físico

Los pop-ups suelen ser una forma de adentrarse en el comercio físico para los pure players, donde pueden beneficiarse de las ventajas del brick and mortar. Además, permite a este tipo de marcas testear la apertura de puntos de venta, a la vez que ayuda a generar más tráfico a la web.

La mayoría de las ventas en el retail siguen haciéndose en la tienda física, por lo que las marcas deben aprovechar las oportunidades de estos espacios, que no solo permiten generar ventas, sino que son una herramienta de fidelización y oportunidad para mejorar el impacto de la marca sin necesidad de llevar a cabo grandes inversiones.

Medir el éxito de una tienda pop-up

Una de las claves para el éxito de un formato de tienda pop-up es su ubicación. El emplazamiento de este tipo de establecimientos es probablemente el factor más relevante, por lo que analizar la afluencia peatonal que pasa por delante permitirá no cometer el error de montar un pop-up store en una ubicación con poca visibilidad y afluencia.

Esta afluencia al pop-up puede traducirse en un incremento de ventas posterior o un incremento de visitas al e-commerce. Pero para valorar el éxito de este este tipo de tienda, se debe medir la cantidad de gente que ha venido al establecimiento con herramientas de retail Intelligence.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.