Entorno del Retail

¿Cómo ha impactado el ecommerce en la cadena de suministro retail?

Supply Chain

En el sector minorista actual, los retailers tienen la presión de los consumidores para ofrecer una mejor experiencia de compra, y esto incluye una mayor flexibilidad para realizar entregas más rápidas. Los problemas en la cadena de suministro tienen como consecuencias una mala experiencia de compra y el riesgo de perder clientes. Las tareas más básicas y tradicionales del supply chain son el abastecimiento y la gestión de costes, pero actualmente, la cadena de suministros tiene un papel estratégico en las ventas de una empresa, y esto implica que su importancia haya crecido con el tiempo.

La tecnología continúa avanzando, y la logística en la cadena de suministros lo hace también. Esta evolución ha estado por un lado condicionado por las demandas de los consumidores hacia los propios retailers, así como el gran incremento de los datos tratados. Los clientes buscan poder tener la misma experiencia de compra independientemente de donde se encuentren y cuando lo hagan. El e-commerce, sumado a la necesidad de los consumidores actuales de inmediatez, ha generado esta rapidez en el reparto, que genera ciertos inconvenientes en la cadena logística de las empresas.

¿Qué es la gestión de la cadena de suministro minorista y por qué es importante?

La gestión de la cadena de suministro en el retail es cómo optimizar esos procesos para maximizar tanto la velocidad como la eficiencia, y así poder entregar los productos en manos de los consumidores lo más rápido posible. Sin embargo, el cliente no desea pagar adicionalmente para este servicio, donde muchos consumidores lo dan por incluido. También se debe optimizar los procesos para que sean lo más eficientes y asequibles posible.

Cerca de la mitad de los compradores en línea consideran que las fechas de entrega garantizadas son importantes al momento de comprar online. Los consumidores ponen mucho presión y expectativas al retailer en lo que a la logística se refiere. Si puede pedir con Amazon con un envío en las próximas 24/48h, espera que cualquier otra compra que haga online tarde lo mismo, sin por ello tener que pagar de más.

Esto suele generar por tanto sobrecostes al retailer, que muchas veces se encuentra en la disyuntiva entre ofrecer un servicio de entregas eficiente y asumir los sobrecostes o no.

Las tiendas físicas cómo solución a las dificultades logísticas

Las tiendas físicas y la omnicanalidad entre el canal online y offline permite que las tiendas físicas puedan servir de centro logístico. La gestión de la cadena de suministro también permite brindar una mejor experiencia al cliente, ofreciendo una mayor libertad en las opciones de entrega y precios de envío.

El punto de venta pueda servir cómo lugar donde el usuario pueda ir a recoger personalmente los productos y evitar perder tiempo, en formato de Click&Collect. Esto añade opciones y brinda una mayor libertad tanto al consumidor como al retailer para satisfacer sus demandas.

Esto es además una oportunidad para generar tráfico al punto de venta y aprovechar para mostrar o hacer descubrir otros productos a los clientes. Las compras impulsivas son otro factor a tener en cuenta haciendo esto, para generar unos mayores ingresos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.